Push-back

El sistema de almacenaje Push-Back (Empuje y Retroceso) se considera de alta densidad, ya que permite el almacenamiento de hasta 4 posiciones de tarimas en una misma localización, el manejo de las cargas se realiza mediante un montacargas desde el pasillo frontal, sin necesidad de que se introduzca a la estructura, esto se debe a que las tarimas son posicionadas sobre un sistema de carros colocados con cierta inclinación que le permiten al operador hacer la maniobra de empuje y retroceso de las tarimas.

La velocidad de las cargas dentro del sistema siempre estará en control del operador mediante el mismo montacargas e invariablemente las cargas estarán a disposición al frente de la estructura.

Debido a que; en este tipo de sistemas de almacenaje lo primero que entra, es lo último que sale, es muy recomendable tener especial cuidado en la logística y rotación de los productos almacenados.

Este sistema de almacenaje es muy recomendable para lugares de espacios reducidos tales como cámaras de refrigeración, o bien cuando el inventario que se está manejando es por lotes, con productos perecederos.

Debido a que los carros que conforman el sistema, son de distinto color es muy fácil visualizar a la distancia cuantas tarimas hay detrás de la que se presenta al frente.

Para el Push Back hay dos formas de ocuparlo, ya sea por medio de ruedas o de carros para el desplazamiento de la carga. Éste sistema tiene la funcionalidad de ser de empuje y retroceso, es decir, al montacarguistas le es fácil hacer las maniobras. Se ocupa en todos los almacenes que requieran una movilidad en su mercancía, por ejemplo: cámaras de refrigeración.

Ventajas:

  • Gran Densidad de almacenaje.
  • Excelente Conservación de los productos almacenados.
  • Buen Control de inventarios.
  • Ubicación precisa de los productos almacenados hasta en 4 posiciones en profundidad.
  • Aprovechamiento máximo de la altura del almacén.

Solicite una Cotización

! Contáctenos Ahora ¡

Acepto el aviso de Privacidad.